domingo, 3 de enero de 2010

PREMIOS KOVALSKI. RESULTADOS 1ª Edición. 2009.

GRAN KOVALSKI DE ORO:
MICROCOSMOS, de CLAUDIO MAGRIS

Kovalski de plata:
Cementerio de las naranjas amargas, de Josef Winkler
Kovalski de bronce:
El enigma de la luz, de Cees Nooteboom




Resto de categorías:

Mejor libro de arte:

El Bosco y la tradición pictórica de los fantástico. VVAA

Mejor título: ex-aequo
Cementerio de las naranjas amargas, de Josef Winkler
La vida y la muerte me están desgastando, de Mo Yan

Mejor relato autobiográfico:

Dos ciudades, de Adam Zagajewski

Mejor libro de relatos:

60 relatos, de Dino Buzzati

Mejor relato corto:

Watten, de Thomas Bernhard

Mejor libro de ensayo:

En defensa del fervor, de Adam Zagajewski

Mejor trama liosa:

La calle de las tiendas oscuras, de Patrick Modiano

Mejor traducción:

Miguel Sáenz, por Cementerio de las naranjas amargas

Mejor libro de cine:

Víctor Erice. El poeta pictórico, de Rafael de Cerrato.

Mejor novela histórica:

El hospital de la transfiguración, de Stanislaw Lem

Mejor novela de ciencia ficción:

Solaris, de Stanislaw Lem

Mejor Relectura:

Austerlitz, de Sebald

Kovalski en castellano:

Exploradores del abismo, de Vila Matas

Mejor novela corta:

Metafísica de los tubos, de Amelie Nothomb

Autor revelación:

Adam Zagajewski

Mejor narrador:

Josef Winkler, por Cementerio de las naranjas amargas

Premios especiales:

Premio Mago de las palabras:

Ray Bradbury por El vino del estío

Premio especial a la mejor frase:
"Lo consigno pues en mi diario con letra de imprenta: EL SAPO HA DESAPARECIDO",
de Javier Tomeo en El canto de las tortugas

Premio Especial "Estoy como una regadera":

Cementerio de las naranjas amargas, de Josef Winkler
Con Menciones especiales a: El diluvio, de Le Clézio y El canto de las tortugas, de Javier Tomeo

2 comentarios:

e. r. dijo...

hola, kovalski!!!
Feliz año!
Y bueno, de tus premiados me quedo con Tomeo y con la frase, auténticamente genial.
Un saludos y abrazos

kovalski dijo...

Feliz año para ti también,e.r., muy buena la frase de Tomeo, aunque escogerla no fue fácil, más teniendo en cuenta que había nominados un par de libros de Bernhard con momentos magistrales y algunos pasajes geniales en las novelas autobiográficas de Nothomb, sin embargo opté por Tomeo porque bien podía haber sido un microrrelato en plan el dinosaurio de Monterroso,
saludos cordiales